Buscar EN ESTA PÁGINA

viernes, 16 de noviembre de 2012

Un poema de Miguel A. Pérez T


POEMA

Un Nenúfar para Rimbo

todo el mundo conspirando
en las tierras de poniente
los jardines crecen hacia los palacios
y la selva trepa en el asfalto,
el universo se expande 
con todas sus bocas hambrientas,
no hay amor ni bondad en los hombres,
la paz es una constelación azul
extinguida en la Vía Láctea
y las estrellas relucen con su llanto, 
escuchando los planetas y las tribus,
escondidas dentro de los muertos.

El lenguaje se esconde 
con la picadura de todas las monedas,
en el océano de los conquistadores
las serpientes amanecen 
con sus espadas abriendo los ríos.

La luna cuelga de la aurora
con sus cumbres desnudas
en la piel de todas las mujeres
con la espumas y los candiles alumbrando los barcos
las velas colgando del viento
soplando desde todas las direcciones,
el llanto de los niños amaneciendo todas las mañanas
con sus bocas vacías en este océano de aguas rotas
de versos tristes y hombres conquistados,
desde las nuevas tierras que asoman al otro lado del océano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario